Acerca De

Quienes Somos

Evangélica, Bilingüe, Carismática y No Denominacional

Nuestra Visión

Amando a Jesús, Creciendo Juntos, Sirviendo a la comunidad

Cultos

10 a.m. domingos

Estamos ubicados contiguo a la Plaza Perla del Pacifico y Restaurante Los Barriles, Uvita

Que Encontrarás

Lo Que Creemos

  • Dios

    Dios es el Creador y Gobernante del universo. Él existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estos tres son iguales y son un solo Dios.

    Génesis 1:1,26-27, 3:22; Salmo 90:2; Mateo 28:19; 1 Pedro 1:2; 2 Corintios 13:14; Juan 1:1; Hechos 5:3-4

  • Jesucristo

    Jesucristo es el Hijo de Dios. Él es igual con el Padre y el Espíritu Santo. Fue concebido por el Espíritu Santo y nació de una virgen como hombre completo y Dios encarnado. Vivió una vida humana sin pecado y se ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por los pecados de todas las personas al morir en una cruz. Se levantó del cuerpo muerto después de tres días para demostrar su victoria sobre el pecado y la muerte. Ascendió al cielo y literalmente regresará de nuevo a la tierra para reinar como Rey.

    Juan 1:1-4, 14:9-10; Isaías 9:6; Mateo 1:18, 22-23; Hebreos 4:14-15; 1 Corintios 15:3-4; Romanos 1:3-4; Hechos 1:9-11; 1 Timoteo 6:14-15; Tito 2:13

  • El Espíritu Santo

    El Espíritu Santo es igual con el Padre y el Hijo. Él está presente en el mundo para convencer a los hombres de su necesidad del único Salvador, Jesucristo. Él también vive en cada cristiano desde el momento de la salvación y les proporciona poder para vivir, comprensión de la verdad espiritual y guía para hacer lo correcto. Como cristianos buscamos vivir bajo su control diariamente. El Espíritu Santo también unge y da poder a los cristianos en diferentes momentos y de diferentes maneras por su voluntad y propósitos soberanos, y siempre de acuerdo con la palabra de Dios.

    Hechos 1:8; Juan 16:7-13, 14:16-17; 1 Corintios 3:16; Efesios 1:13; 2 Corintios 3:17; Romanos 12:5-6; Gálatas 5:25; Joel 2:28-29; Mateo 3:11; Marcos 16:17; Hechos 1:5,2:1-4, 17, 38-39, 8:14-17, 10:38, 44-47, 11:15-17, 19:1-6

  • La Biblia

    La Biblia, compuesta por los 66 libros del Antiguo y Nuevo Testamento, es la palabra de Dios para todos los hombres. Fue escrito por autores humanos bajo la guía sobrenatural del Espíritu Santo. Debido a que está inspirado por Dios, es la verdad sin ningún error en los manuscritos originales y la autoridad final para las creencias y prácticas cristianas.

    2 Timoteo 3:15-17; 2 Pedro 1:20-21; 2 Timoteo 1:13; Salmos 12:6, 119:105,160; Proverbios 30:5; Juan 8:31-32, 17:17; 1 Tesalonicenses 2:13

  • El Hombre

    El hombre fue creado a la imagen de Dios para tener comunión con Él y reflejar su carácter, pero el hombre se alejó de Dios a través de la desobediencia pecaminosa. Como resultado, todos los hombres nacen con una naturaleza pecaminosa y eligen pecar contra Dios. El hombre es incapaz de recuperar una relación correcta con Dios a través de sus propios esfuerzos.

    Génesis 1:27; Salmos 8:3-6; Isaías 53:6a; Romanos 3:23, 5:12, 18a; Isaías 59:1-2; Efesios 2:1-3

  • La Salvación

    La salvación es un regalo de Dios al hombre. El hombre nunca puede compensar su pecado mediante la superación personal o las buenas obras. Solo confiando en Jesucristo como la oferta de perdón de Dios, el hombre puede salvarse de la pena del pecado. Cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y confiamos únicamente en Jesús como Señor y Salvador, somos salvos. La vida eterna comienza en el momento en que uno recibe a Jesucristo en su vida por fe.

    Romanos 6:23; Efesios 2:8-9; Juan 1:12, 14:6; Tito 3:5-7; Gálatas 3:26; Romanos 5:1, 10:9-13; 1 Juan 5:13

  • La Eternidad

    La gente fue creada para existir para siempre. El cielo y el infierno son lugares reales de existencia eterna; por lo tanto, toda persona existirá eternamente separada de Dios por el pecado en el infierno o eternamente con Dios en el cielo a través del perdón y la salvación. La muerte física sella el destino eterno de cada persona.

    Juan 3:15-18; Romanos 6:23; Mateo 25:41,46; Juan 5:24, 28-29; Hebreos 9:27-28

  • La Iglesia

    Hay una sola Iglesia verdadera, el cuerpo espiritual del cual Cristo es la Cabeza. Independientemente de la denominación, todos aquellos que se arrepienten de sus pecados y ponen su fe en Jesucristo como Señor y Salvador son bautizados espiritualmente en el cuerpo de Cristo como miembros de Su Iglesia.

    Todos los miembros de la Iglesia están llamados a ser miembros fieles de una iglesia local visible, en la que se dediquen a la adoración, la oración, el aprendizaje de las verdades de la palabra de Dios, el compañerismo y la observancia del bautismo en agua y la comunión. La iglesia local es el instrumento elegido por Dios para cumplir la Gran Comisión: alcanzar a los perdidos al proclamar el Evangelio de Jesucristo, convertirlos en seguidores de Cristo completamente devotos y equiparlos para hacer la obra del ministerio.

    Hechos 2:38, 41-47, 14:23; Hebreos 10:24-25; 1 Corintios 12:12-13,27; Mateo 28:19-20; Efesios 4:11-16

  • El Bautismo en Agua

    El bautismo en agua es un símbolo de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. En obediencia a Cristo y siguiendo su ejemplo, los creyentes son bautizados por inmersión como declaración pública de su nueva vida en Cristo y unidad con Su cuerpo, la Iglesia.

    Mateo 3:16-17, 28:18-20; Hechos 2:41, 8:12; Romanos 6:4-5

  • La Comunión

    Jesucristo da la Comunión, o la Cena del Señor, a todos los creyentes para recordar su sacrificio por nosotros y para simbolizar el Nuevo Pacto. El pan y el vino (o el jugo) son símbolos del cuerpo partido y la sangre derramada de Cristo. La comunión no es un medio de salvación. Más bien, es un testamento de la fe de un creyente en la obra expiatoria de la cruz.

    Mateo 26:26-28; 1 Corintios 11:23-2

  • Los Dones Espirituales

    Todos los dones bíblicos del Espíritu Santo son para la edificación de la iglesia hoy y deben ejercerse de acuerdo con la Palabra de Dios. Cada creyente ha recibido uno o más dones espirituales para el ministerio.

    Romanos 12:6-8; 1 Corintios 12:7-11, 28-31; Efesios 4:7-12

  • La Vida Cristiana

    Es cierto que la fe salvadora produce una vida fructífera que agrada a Dios. Por la obediencia a la Palabra de Dios y la entrega diaria al Espíritu Santo, todo creyente debe madurar y ser progresivamente conformado a la imagen de Cristo. Es deber y privilegio de todos los cristianos a trabajar para cumplir la Gran Comisión.

    Mateo 28:19-20; Santiago 2:14-18,24,26; Romanos 8:2,4,13-14; Efesios 4:22-24; 1 Pedro 1:14-16; 1 Juan 1:6-7, 2:3-6; 3:5-10

  • El Género, El Matrimonio y La Sexualidad

    Creemos que cada persona debe ser tratada con compasión, amor, amabilidad, respeto y dignidad. (Marcos 12:28-31; Lucas 6:31) Cualquier comportamiento o actitud hacia cualquier persona que no refleje el amor de Cristo por todas las personas es inaceptable y será confrontado.

    Creemos que Dios, de manera maravillosa e inmutable, creó a cada persona como hombre o mujer claramente (Génesis 1:26-31; 2:18-25; 5:1, 2). Estos dos géneros distintos y complementarios juntos reflejan la imagen y la naturaleza de Dios. Rechazar el género biológico de uno es un rechazo de la imagen de Dios dentro de esa persona y es un pecado contra Dios.

    Creemos que el término “matrimonio” tiene un solo significado: la unión de un hombre y una mujer, biológicamente diseñada por nacimiento, en una unión única y exclusiva, como se define en las Escrituras. (Génesis 2:18-25) Creemos que Dios tiene la intención de que la intimidad sexual ocurra solo entre un hombre y una mujer que están casados ​​entre sí. (1 Corintios 6:18; 7:2-5; Hebreos 13:4)

    Creemos que cualquier forma de intimidad sexual fuera del matrimonio es sexualmente inmoral y es pecado contra Dios. (1 Corintios 6:15-7:6; Efesios 5:3-7) La inmoralidad sexual incluye, pero no se limita a, adulterio, fornicación, conducta homosexual y pornografía.

    Creemos que Dios ofrece perdón, redención, transformación y restauración a todos los que confiesan y se arrepienten de su pecado y humildemente piden Su perdón a través de Jesucristo. (1 Corintios 6:11)

    Creemos que para preservar la función e integridad de la Iglesia de la Costa como el Cuerpo de Cristo local, y para proporcionar un modelo bíblico a seguir, es imperativo que todas las personas empleadas o sirviendo como voluntarias en la iglesia o sus ministerios, estén de acuerdo y Cumplir con esta Declaración sobre Matrimonio, Género y Sexualidad. (Mateo 5:16; Filipenses 2:14-16; 1 Tesalonicenses 5:22)

  • Our Leadership

    Our Pastoral Team

    Our mission is a passion that burns within us – a passion to preach the good news of Jesus Christ to the lost, to demonstrate his love to the poor and hurting and to see the Kingdom of God manifest through the local church.

    Payton L. McKeithan

    Pastor

    Julie McKeithan

    Worship Leader

    Our Church Leadership

    Out church leadership is composed of 2 elders, in addition to our pastoral team.

    Iglesia de la Costa leadership - Diego

    Diego

    Elder, ​Director – Youth Ministry

    Steve Brooke

    Elder, ​Director – Finance

    Donar

    In-Person

    lorem ipsum dolor.

    SINPE

    8960-2515

    Online-Banking

    BCR – Colones – CR61015201001031988551

    BCR – Dollars – CR34015202001261807401